No se pueden exportar porque no cumplen con los estándares de calidad internacional y tampoco se pueden inyectar en el mercado interno.


Una de las imágenes más tristes se difundieron hoy sobre la producción de limón en Tucumán. Toneladas de uno de los principales frutos de exportación de la provincia fueron arrojados en una cantera junto a un basural en el municipio de Las Talitas.

No se pueden exportar porque no cumplen con los estándares de calidad internacional y tampoco se pueden inyectar en el mercado interno. Algunos empresarios decidieron regalarlos a los vecinos parte de la producción.

“Esto es consecuencia de las lluvias por arriba de la media que hemos tenido en el otoño aqui en Tucuman. Hemos perdido muchísimos días de trabajo “, comentó Pablo Padilla, presidente de Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (ACNOA) a TN.

“Se perdieron 45 a 50 días de trabajo eso produce un efecto  “puerta 12″ en donde la producción del limón sale toda de golpe y la industria no tiene la capacidad necesaria para procesar todos los limones al mismo tiempo”, añadió.

En Tucumán se procesan 600 camiones de limones por día. Las distintas empresas pusieron el excedente a disposición de la gente para que puedan llevárselos pero aún así, hay cantidades de fruta que quedaron sin consumir.

“Sumado a eso con la gran cantidad de lluvias, el exceso de agua y las temperaturas más alta de lo normal, han producido un gran crecimiento de la fruta que la lleva a un calibre que no es comercializable”, explicó Padilla.




Comentarios