En una reunión que hubo al mediodía no llegaron a un acuerdo los empresarios y el sector gremial.


Tucumán está en el tercer día sin ómnibus por las medidas de fuerza que llevan adelante los trabajadores de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), en reclamo del pago de los sueldos del mes de junio. La protesta la iniciaron el día sábado y continúa sin una solución, generando complicaciones a los vecinos y a los trabajadores de las otras actividades.

Poco después del mediodía se realizó una reunión entre el sector empresarial y los dirigentes gremiales en AETAT (Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán), pero no llevaron a ningún acuerdo.

El titular de UTA, César González dijo que no hubo avances en las negociaciones por lo que seguirá el paro de colectivos. Además expresó que “es preocupante la situación del sector, porque no sólo es Tucumán. Esto esta pasando en otras provincias, donde también están de paro por la falta de pago a los trabajadores“. Indicó que no hay, por parte de los empresarios, una definición concreta, que es el pago de los haberes. También expresó que “el Estado sabe perfectamente bien como es la situación de las empresas y si estas pueden pagar o no. Precisó que por el sistema de tarjeta, toda la recaudación es monitoreada por el gobierno municipal y el provincial”.

Por su parte, Jorge Berreta , vicepresidente de AETAT, reiteró que “siempre estamos dispuesto al dialogo y no estamos recibiendo respuesta de los poderes concedentes y el estado nacional. Aclaró que se “llega a esta situación por los oídos sordos y la discriminación que sufre el interior , por parte del gobierno nacional y en especial Tucumán”. Continuó diciendo que no se puede cumplir con los pagos a los trabajadores, porque “el Estado Nacional nos adeuda 3 subsidios, que alcanzan los 160 millones de pesos, es necesario una actualización de tarifas en el orden municipal y eliminación de algunos impuestos en la provincia”.




Comentarios