El objetivo es mejorar la calidad de alimentación de los tucumanos.


El ministerio de Salud e INTA crecen con el programa que favorece la participación y la organización de las comunidades con las que trabaja, contribuyendo a que los integrantes de estas sean actores protagonistas de la gestión de los procesos de desarrollo local y territorial. Además, garantiza a las personas el aprendizaje y la participación de todos, independientemente de sus condiciones sociales, personales o culturales, con una mirada sistémica donde la diversidad le da el valor agregado.

En este sentido, la directora del Área Programática Concepción, Rossana Ibáñez, contó que la mayoría de los agentes socio sanitarios están capacitados para llevar a cabo este programa. “Ellos son los promotores y los que se encargan de sumar familias a este proyecto. El INTA además realiza reuniones periódicamente explicando cuáles son las semillas que se distribuirán de acuerdo con la temporada”, indicó.

Trabajan en zonas rurales como: Alpachiri, La Puna, Río Seco, Barrio Municipal, Alto Verde, entre otras. Esta práctica productiva promueve el uso de técnicas amigables con el medio ambiente, el aprovechamiento de recursos locales y el uso de tecnologías apropiadas que mejoran el hábitat y la calidad de vida de las familias productoras y todo su entorno.

El ProHuerta propone:

  • Mejorar y diversificar la alimentación de las familias, escuelas, instituciones y organizaciones de la comunidad.
  • Promover la participación comunitaria en la producción de alimentos.
  • Incentivar la formación y difundir tecnologías apropiadas para la producción de cultivos.
  • Multiplicar alternativas de comercialización que puedan integrarse en un mercado de economía social.
  • Mejorar el ingreso familiar.



Comentarios