El hecho ocurrió sobre calle 25 de Mayo en la capital provincial cuando el animal se acercó a un poste de luz. Por redes sociales se difundió la situación.


Un hecho alarmante tuvo lugar en pleno centro de la capital tucumana y cerca de un colegio. Un hombre sufrió una descarga eléctrica cuando paseaba a su perro por la zona y el animal tocó un poste de luz. Ambos sufrieron las consecuencias pero el perrito se llevó la peor parte.

La hija del hombre involucrado en la situacón relató lo sucedido a través de su cuenta de Facebook y pidió que las autoridades se hagan cargo.  

“El 11/9 a eso de las 00:15 Mi papá y Simón salieron a pasear, como todos los días. Hacia frío y llovía, cuando iban pasando por el “Colegio Sagrado Corazón” (25 entre Ctes y M. Paz) y Simón toco un poste de Luz (esos con dos faroles que llenan de luces para navidad) y este le dio la corriente (así como lo leen, un poste de luz en la puerta de un colegio). Tan fuerte habrá sido la descarga que cuando mi papá quiso tratar de ayudarlo, le mordió toda la mano lastimándolo muchísimo y empujándolo contra el mismo poste que termino dándole también la corriente”, escribió Carlota González Lelong.

Su papá la llamó para pedirle auxilio por lo sucedido y la joven relatá como los encontró al llegar al lugar. “Simon estaba tirado en la calle ya sin poder mover las patas traseras. Yo no sabia que hacer, era bastante tarde, nadie me atendía el teléfono, no tenía idea de si moverlo o no o de donde llevarlo. En mi casa no tenemos auto así que mi hno nos busco en el auto de uno de sus amigos y lo llevamos a una veterinaria que tenía guardia 24hs. Simón no movía las patas, estaba muy asustado, mojado y no hacía más que temblar. Lo sedaron y quedo internado, con pronóstico reservado, teníamos que esperar la llamada de la veterinaria a la mañana siguiente para ver cómo había pasado la noche”.

Comentó además, que su padre se encuentra bien y recuperándose de su mano, sin embargo la peor parte se la llevó Simón, que debe aún realizar varuas sesiones de rehabilitación para intentar volver a caminar. “Simón todavía no mueve las patas d atrás, no puede caminar, no puede pararse, no puede ir a comer o tomar agua solo, no puede hacer pis solo y esta bastante triste”, afirmó.

Para finalizar su posteo la joven denunció la negligencia de las autoridades y pidió que se hagan cargo de la situación para evitar en un futuro lamentar una tragedia. “Todo esto gracias a la negligencia de quienes se suponen tienen que cuidarnos y velar por nuestra seguridad. No estoy pidiendo que salgan a luchar contra la delincuencia o el narcotrafico (que también deberían hacerlo), estoy pidiendo que controlen que los postes de luz (a donde se apoyan padres y madres esperando que los pibes salgan del colegio, los kioskeros, los mismos pibes) no maten a nadie”.




Comentarios