Se había tirado al río para salvar la vida del pequeño. Efectivos policiales encontraron el cuerpo a 800 metros del lugar.


Una terrible tragedia ocurrió este lunes feriado en Río Salí, donde un hombre de 44 años murió tras salvar la vida de su hijo de 14 años. Padre e hijo salieron a pescar aprovechando el día, hasta que el joven cayó y su papá se arrojó para salvarlo, pero fue arrastrado por la corriente.

Los efectivos policiales fueron notificados ante esta situación e iniciaron la busqueda del padre. Alrededor de las 14 horas, encontraron el cuerpo sin vida a unos 800 metros al sur del puente, en una pequeña isla en el medio del río.

Tras el hallazgo, se dio intervención a personal de Criminalística Este y de Medicina Legal, quienes determinaron que su muerte fue por ahogamiento. Por otra parte, jurisdicción de la Comisaría de Los Bulacios, en la Unidad Regional Este notificaron que el hombre es Daniel Rojas, oriundo del Barrio Victoria de la ciudad de San Miguel de Tucumán.

Carlos Valdez, jefe de la Regional explicó que “el padre, de 44 años, se arrojó al río para socorrerlo y logró ponerlo a salvo, pero por razones que aún no lograron establecer, el hombre perdió el equilibrio y cayó al agua, siendo arrastrado por la corriente”.

Para finalizar, desde la Fiscalía Especializada en Homicidios de la Iº Nominación, dispusieron que el cuerpo sea trasladado a la Morgue Judicial para Autopsias.




Comentarios