El robo ocurrió en la madrugada del sábado y fue alertado por un empleado que dio avuso a las autoridades.


Agentes de Guardia Urbana y del GEAM llegaron justo en el momento en que un ladrón de 31 años se llevaba al menos 100 mil pesos de una concesionaria de autos, ubicada en calle San Martín al 1.100 de la Capital. Los efectivos lograron aprehenderlo y recuperar el dinero.

El robo de modalidad escruche ocurrió en la madrugada de este sábado, y fue alertado por un empleado que observó mediante una aplicación de su teléfono celular las cámaras de seguridad de la concesionaria el momento en que dos sujetos desconocidos ingresaron a la sucursal. Inmediatamente dio aviso al Sistema de Emergencias del 911 y a la empresa de seguridad privada que trabaja con la firma.

Al llegar, los agentes de Guardia Urbana, del GEAM y el empleado de seguridad privada ingresaron al lugar por un portón de acceso secundario de la sucursal, acompañados por un representante de la concesionaria.

Cuando llegaron al área de las oficinas administrativas escucharon ruidos. Uno de los agentes advirtió la presencia de una persona hasta que pudo verla. Era un hombre que al verse sorprendido por los uniformados, salió corriendo hacia la sala de cómputos. Allí intentó agredir a los efectivos pero finalmente pudo ser reducido.

Al requisar su mochila, hallaron diversas herramientas (barreta de hierro, destornilladores, martillo, juego de llaves, entre otras) y una importante suma de dinero cercana a los 100 mil pesos.

El ladrón, de 31 años, oriundo de Monteros, quedó aprehendido y el dinero secuestrado por disposición de la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos de la III Nominación en feria. El procedimiento policial fue supervisado por el Jefe interino de la Comisaría Primera, comisario Sergio Giménez




Comentarios