Tomó posesión en su cargo de la Región IV, el comandante mayor Guillermo Darío Basso.


Este lunes, el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo estuvo presente en la asunción del nuevo jefe de la Región IV de Gendarmería Nacional que tiene asiento en Tucumán. En ese sentido, tomó posesión de cargo, el comandante mayor Guillermo Darío Basso.

“Estamos presentes en el cambio de autoridades de esta importante fuerza: Gendarmería Nacional, una Centinela de nuestra Patria”, afirmó Jaldo. Asimismo, sostuvo que “acompañamos al nuevo comandante que la Jefatura y queremos decirle que nos ponemos a disposición para trabajar en conjunto, como lo venimos haciendo hace cuatro años, en un área tan importante que es la seguridad de las personas”.

El 1 enero de 2011 se creó la Región IV de Gendarmería Nacional, que depende del Ministerio de Seguridad de la Nación. La sede instalada en Tucumán cuenta con una zona de responsabilidad comprendida por las provincias de Jujuy, Salta, Santiago del Estero y Tucumán.

La ceremonia de asunción contó con la presencia del vicepresidente primero de la Legislatura, Gerónimo Vargas Aignasse a cargo de la vicegobernación; y la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse.

Por último, el nuevo jefe de la Región IV, explicó que en su gestión, tendrá como también objetivo la lucha contra el narcotráfico, “llevando a cabo una labor coordinada y planificada que tuvo muchos éxitos. Gendarmería en el NOA ha incautado una cantidad considerable de droga, particularmente cocaína, y eso se debe al gran esfuerzo realizado por los agentes en zonas de frontera”.




Comentarios