La víctima fue hallada con múltiples golpes en su rostro, en horas de la mañana del lunes.


El principal sospechoso del brutal crimen de Alba Silva, ocurrido en una vivienda ubicada en el Pasaje Japón, del Barrio Victoria, fue hallado en la localidad de Simoca. En tanto, el hombre habría llamado a su hijo después de lo sucedido para informarle que quería suicidarse.

A raíz de esto, el hijo del hombre acusado se comunicó con Hugo Cuevas, el taxista propietario de la casa, para preguntarle acerca de la presencia de un cuerpo femenino en el domicilio. El sospechoso junto a Silva, de 32 años años, cuidaban la propuedad donde sucedió el crimen, y posterior al asesinato, huyó para refugiarse en Simoca, de donde era oriundo.

Según relataron las fuentes policiales, Cuevas se encontraba afuera de la vivienda por cinco días, y luego al ingresar a su domicilio, encontró a la víctima muerta sobre la cama. El hombre llamó al 911 e investigadores del Ministerio Público Fiscal se hicieron presente.

Alba se convirtió en la segunda víctima de femicidio en Tucumán en lo que va del 2020, luego Luciana Beatriz Salazar, de 24 años, quien fue asesinada la semana pasada también por su pareja.




Comentarios