Las zonas más afectadas son San Miguel de Tucumán, Yerba Buena, Tafí Viejo, Las Talitas, Lules, Banda del Río Salí, Alderetes, Los Ralos, Alberdi, Concepción y Trancas.


El Ministerio de Salud Pública de Tucumán emitió el informe diario sobre la situación epidemiológica en la provincia con relación a la epidemia de dengue. Se confirmaron 5581 casos de dengue, de los cuales 5572 son autóctonos y 9 importados. Cerca de 4900 pacientes se recuperaron satisfactoriamente de la enfermedad. La mayoría cursó la dolencia en forma ambulatoria.

Las localidades de San Miguel de Tucumán, Yerba Buena, Tafí Viejo (Las Talitas), Lules, Banda del Río Salí, Alderetes, Los Ralos, Alberdi, Concepción y Trancas (Benjamín Paz).

Vigulancia epidemiológica informa que en caso de presentar síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y de huesos, se debe realizar la consulta en el centro sanitario más cercano o comunicarse con la línea de Vigilancia Epidemiológica: 0800-555 8478.

Recomendaciones

– Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

  • Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).
  • Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordar frotar las paredes de los recipientes con una esponja a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.
  • Rellenar los floreros y portamacetas con arena húmeda.
  • Mantener los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.
  • Limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.
  • Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.
  • También es importante prevenir la picadura del mosquito
  • Usar siempre repelentes siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.
  • Utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.
  • Colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en la habitaciones.
  • Proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
  • Utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales.



Comentarios