Uno de los últimos hechos denunciados sucedió el 26 de junio pasado en un comercio de Crisóstomo Alvarez al 600.


Este viernes, personal de Guardia Urbana de la Policía logró atrapar a un peligroso delincuente que tenía en vilo a los comerciantes del microcentro capitalino: protagonizó distintos hechos con la particular modalidad de realizar boquetes en los techos de los locales para ingresar a robar.

Uno de los últimos hechos denunciados sucedió el 26 de junio pasado en un comercio de Crisóstomo Alvarez al 600. “Fue aprehendido cometiendo la misma modalidad de robo en hechos anteriores: estaba realizando un boquete en el techo de un local comercial y tenía en su poder un bolso con más de 100 prendas de vestir”, confirmó José Labrin, director de Guardia Urbana de la Policía.

En ese sentido, “la investigación comenzó cuando la propietaria del local se comunicó para realizar la denuncia. Alertados, lograron atraparlo mientras hacían sus recorridos diarios en la zona”, puntualizó el funcionario.

“El delincuente ingresaba por un lote baldío, llegaba hasta el techo del local y producía el boquete para entrar al comercio y cometer el delito. Ya teníamos novedades de este delincuente en la zona. Es mayor de edad, tiene antecedentes delictivos y fue puesto a disposición de la Justicia”, agregó Labrín.

Por último, solicitó a los ciudadanos a recurrir a la Policía para denunciar cuando son víctimas de los delincuentes. “Es muy importante que las víctimas realicen las denuncias porque le permiten a la Policía diagramar los operativos, tener las estadísticas semanales y finalmente atrapar a los autores de los delitos”, concluyó.




Comentarios