El crimen de José Porcel de 80 años ocurrió el 26 de junio pasado en la localidad de La Ramada de Abajo, en el departamento Burruyacú.


Los efectivos de la División Homicidios de la Policía realizó 16 allanamientos, aprehendieran a 8 sospechosos y secuestraran una cantidad importante de elementos para el avance de la investigación judicial sobre el caso del asesinato del productor rural José Porcel. Además, en esos procedimientos, hallaron al presunto cachorro de la víctima, que sería una pieza clave para determinar a los responsables de la muerte.

“El hecho estaría totalmente esclarecido. El viernes se realizaron cinco allanamientos con dos aprehendidos que tendrían activa participación en el crimen del productor. También se secuestraron prendas de vestir y celulares que tendrían vinculación con el hecho”, aseguró el Jefe de la División Homicidios, Diego Bernachi, quien supervisó todos los procedimientos junto al Director de Investigaciones, Jorge Dib.

“En esas primeras medidas, se secuestró un cachorro que habría sido levantado de la escena del crimen. En consecuencia, la fiscal Adriana Giannoni ordenó que se secuestre a la perra que habita en la finca de la víctima a fin de realizar estudios y determinar si el cachorro es de propiedad de la familia Porcel”, señaló Bernachi.

“Se sigue investigando, analizando los elementos secuestrados que fueron puestos a disposición de la Fiscalía y si es necesario se realizarán más medidas”, dijo por último el jefe de los investigadores de Homicidios de la Policía.

El agricultor de 80 años fue asesinado el 26 de junio pasado en la localidad de La Ramada de Abajo, en el departamento Burruyacú. ​Los sospechosos aprehendidos serían parte de una banda que se dedica a asaltos a mano armada y en algunos casos, incluso, están involucrados en otros homicidios.




Comentarios