La paciente llegó a la provincia en colectivo el pasado 7 de junio, ingresó al hospital Eva Perón los primeros días del corriente mes y días después su cuadro se complicó.


Gracias al tratamiento de transfusión de plasma, una mujer de 46 años que llegó a la provincia en colectivo el pasado 7 de junio, ingresó al hospital Eva Perón los primeros días del corriente mes diagnosticada con coronavirus. Días después su cuadro se complicó y actualmente evoluciona exitosamente en el hospital gracias a la utilización de este procedimiento.

“Sus condiciones clínicas, de imagen y de laboratorio mejoraron notoriamente, y ella hoy está en sala, en recuperación”, señaló la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, al anunciar el primer caso de estas características en Tucumán.

En tanto, el director del hospital Eva Perón, Javier Muntaner, contó que la paciente ingresó al establecimiento con Covid-19 positivo a inicios de julio. Estuvo en terapia intermedia y recién este fin de semana se complicó, por lo que pasó a la terapia intensiva. “Cumplió con los criterios para ser tratada con plasma, por ello se administró el tratamiento y ahora está presentando una muy buena evolución. Si bien es una sola paciente y es muy poco para sacar conclusiones generales, pero tuvimos una buena respuesta. De momento esto es muy positivo”, afirmó.

El jefe de Terapia Intensiva e Intermedia, Sala de Clínica y Consultorios Febriles de la institución, Miguel González explicó que la paciente de apellido Ibarra se encontraba en el área de sala intermedia y evolucionó desfavorablemente, “tal es así que decidimos trasladarla a la Unidad de Cuidados Críticos COVID de acuerdo a lo que presentaba, no tan sólo en el cuadro clínico sino en la radiología y el laboratorio”.

Ante dicha situación, y en el marco del ensayo clínico de la nación en cuanto a la transfusión de plasma de pacientes recuperados de COVID-19, se tomó la determinación junto con todo el equipo de Infectología, Hemoterapia, y el Banco de Sangre de la provincia; de transfundir el pasado domingo a la señora.

“Nos pusimos de acuerdo para unificar criterios tanto clínicos como imagenológicos y de laboratorio, y formar criterios sobre qué pacientes debíamos incluir dentro del protocolo. Porque la idea es sacar conclusiones de aquí. Es así que, tomamos como parámetro: cinco criterios de laboratorio donde hay marcadores de progresión de la enfermedad; una placa radiográfica que muestra un compromiso pulmonar mayor al 50 por ciento; y un compromiso clínico donde vemos que el paciente satura mal el oxígeno, que le cuesta respirar, y tiene aumentada la frecuencia respiratoria. Con que un criterio de laboratorio, el clínico e imagenológico se den, la persona es pasible de inclusión en este trabajo de investigación”, detalló la jefa del servicio de Hemoterapia del hospital Eva Perón y especialista en medicina transfusional, Natalia Medici.

Por lo tanto, y teniendo en cuenta dichos requisitos, la paciente fue transfundida el pasado domingo por la tarde en el efector. Pasadas las 24 horas, evolucionó favorablemente, presentando mejoras en la placa radiográfica y sin necesidad ya de oxígeno asistido.

“La idea es poder sacar una conclusión de cuántos pacientes evolucionaron muy bien, bien o mal. Hoy todavía no podemos decir que es un tratamiento para todo el mundo, es un tratamiento para el protocolo de investigación. Este trabajo será el que nos confirme si funciona o no. Y si es así, podríamos usarlo entonces para estos casos. Las otras instituciones que participan del protocolo en Tucumán son el Centro de Salud, Sanatorio 9 de Julio y Clínica Mayo”, sostuvo la referente.




Comentarios