Tras la suspensión de los embarques, luego que se detectara la enfermedad mancha negra en la mercadería.


El Gobierno de Tucumán y el sector limonero intensificaron los controles sobre la calidad de la fruta para exportación y confían en reanudar los despachos hacia la Unión Europea, tras la suspensión de los embarques, luego de detectase la enfermedad mancha negra en la mercadería.

Por su parte, la Federación Argentina del Citrus (Federcitrus) indicó que “se agudizaron los controles y se está trabajando fuertemente en los sectores público y privado para controlar la calidad de la fruta que sale de los empaques y recomenzar con los envíos de la fruta en lo que resta de la campaña”.

Días atrás, el 1 de julio, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decidió suspender la exportación de limones tucumanos hacia la UE tras comprobar la presencia de la enfermedad, a través de un hongo que no afecta a la calidad de la fruta ni tiene consecuencias para el consumidor, pero da un aspecto indeseable a la cáscara de los cítricos.

En ese sentido, el coordinador de Comercio Exterior del Instituto de Desarrollo Productivo de la Provincia (IDEP), Fernando Martorel, sostuvo que “se trabaja fuertemente en corregir las falencias con el fin de retomar los envíos una vez vencido el plazo de 15 días”.

Además, adelantó que, de no encontrarse solución antes de esa fecha, la suspensión de los despachos de limones hacia la UE “podría extenderse por otros 15 días o por el tiempo que Senasa considere necesario. Si el plazo se extiende nuevamente, difícilmente retomemos los envíos a la UE, teniendo en cuenta que nos encontramos próximos al final de la campaña”, advirtió.

En tanto, explicó que esta dificultad fitosanitaria se debió a las condiciones climáticas de alta humedad. “Si bien los controles en fincas y en empaques son rigurosos, en algunos casos la fruta sale en las condiciones adecuadas y en los 25 días que demora en llegar a destino se manifiesta la enfermedad”, puntualizó.

Aclaró, por otro lado, que esta medida sólo afecta a los embarques con destino a la UE. “Si bien el 60% de los envíos son destinados a países de la Unión Europea, los limones tucumanos llegan a más de 58 países a los cuales se sigue enviando. La fruta que no se pueda ubicar en ese destino será redireccionada mientras dure la suspensión”, concluyó Martorel.




Comentarios