Se estima que 1170 jubilados de los 6861 que hay en total cobran sus háberes pero no residen en Tierra del Fuego. Según la Caja de Previsión Social esto genera una gran masa de dinero - alrededor de $71 millones de pesos - que todos los meses quedan fuera del circuito financiero de la provincia.


Uno de cada seis jubilados de Tierra del Fuego vive fuera del territorio provincial, según un informe oficial elaborado por la Caja de Previsión Social del distrito que trascendió este miércoles y que pone la lupa sobre la masa de dinero que representa esa cifra, y sobre su utilización en una jurisdicción ajena a donde se generó el beneficio.

De acuerdo al informe actualizado al mes de julio de este año, el sistema previsional fueguino abona 6.861 jubilaciones mensuales, de las cuales 1.170 corresponden a personas que ya no viven en la provincia, lo que representa un 17,05%.

Presidente de la Caja de Previsión Social de la Provincia de Tierra del Fuego, Rubén Bahntje.

En términos monetarios, la ecuación implica que de los $410 millones que se pagan en jubilaciones, $338 millones son para beneficiarios que viven en la Isla (el 82,51%) y $71 millones para jubilados que residen en otros lugares del país o del exterior.

“Por las características migratorias de la población fueguina, es habitual que muchas personas se jubilen y vuelvan a sus lugares de origen. El problema es que hablamos de una gran masa de dinero que todos los meses queda fuera del circuito financiero de la provincia” , resumido un vocero de la caja previsional consultado por Télam.

De acuerdo al relevamiento, la mayor cantidad de jubilados fueguinos que fueron de la provincia residen en Córdoba (287), Buenos Aires (277) y Capital Federal (211).

Otros destinos elegidos son Entre Ríos (54) Santa Fe (40) Chubut (32) y San Juan (30), aunque también existen los casos de 4 jubilados que residen en Brasil otros 3 en países extranjeros no especificados.

“Está claro que no se puede obligar a nadie a quedarse en la provincia después de jubilar. El tema es la cantidad y su repercusión económica, sumado al hecho de que muchos se jubilan a edad temprana“, agregó la fuente.

La edad jubilatoria es otro de los factores polémicos delrégimen previsional fueguino: si bien una reforma impulsada al comienzo de la gestión por la actual gobernadora Rosana Bertone, la duración de los requisitos para acceder al beneficio, la edad promedio del jubilado provincial en la actualidad es de 62 años, con un tener medio de $56.894 mensuales .

Según admitió el Presidente de la Caja de Previsión Social de la Provincia de Tierra del Fuego, Rubén Bahntje, el sistema, que arrastra un déficit presupuestario de $700 millones, liquida mes a mes 4819 jubilaciones ordinarias, y el resto son pensiones de diversa clase, además de jubilaciones de veteranos de guerra, por edad avanzada y retiros voluntarios.

Los jubilados se encontrarán con un gran problema ahora que no contarán con su covertura para los médicos especializados por parte del PAMI (facundoquiroga.com.)

En ese contexto, la Legislatura de la provincia aprobará la semana próxima un proyecto de ley que dispone la aplicación del 82% móvil para la actualización de los haberes, luego de su reemplazo por un sistema de reajuste semestral instaurado en 2016, cuando el régimen previsional fue declarado en crisis.

La iniciativa impulsada por el gobernador electo, Gustavo Melella, cuenta con el apoyo de los legisladores oficialistas y opositores, aunque los funcionarios de la gestión actual y aconsejaron la medida podría “acrecentar más aún el déficit de la Caja”.





Comentarios