El Indec publicó los registros del último mes. Los precios al consumidor (IPC) subieron en la Patagonia 5,3%, lo que aucumula un 55% anual.


El Índice de Precios al Consumidor de septiembre fue del 5,3% para la región patagónica, apenas por debajo del 5,9% que promedió en todo el país.

Ese indicador muestra que en un año, es decir de septiembre 2018 al mismo mes de 2019, la región totalizó 55% de inflación, superando así la media nacional anual, que se ubicó en el 53,5%.

En el contexto nacional, el 5,9% registrado a nivel país fue el indicador más alto del año. Si se considera sólo el IPC de septiembre, el rubro que menos incremento tuvo en ese período es el de Educación, que en Patagonia registró 1,5% de aumento, siendo igualmente este registro el más alto del país, por encima de las otras regiones, que oscilaron el 1% o menos, salvo Noroeste, que se ubicó en el 1,4%.

Por el contrario, el mayor incremento en la región durante septiembre se da en los rubros ‘Bienes y servicios’ y ‘Salud’, con el 8,7 y 7,2%, respectivamente. El dato informado por el INDEC fue mayor a lo esperado por analistas, que estimaban una inflación promedio del 5,8% para el noveno mes del año, de acuerdo al Relevamiento de Expectativas del Mercado, difundido por el BCRA.

.

Una subida inflacionaria de similar nivel se registró en octubre 2018 con un 5,4% y en septiembre del año anterior con un 6,5%. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló en los últimos 12 meses un avance del 53,5%.

En el último año, Patagonia concentra uno de los mayores aumentos en ‘Alimentos y bebidas no alcohólicas’, con un 58% de incremento, lo que supera a la media anual del país.

Si bien hay rubros con una evolución más crítica, como ‘Salud’, con el 74,7% y ‘Bienes y servicios’, con el 68,5%, el indicador de la canasta alimentaria es el que impacta más directamente en los sectores más vulnerables.

Esto es así porque los ítems que más suben sus precios incluyen prestaciones de medicina prepaga o remedios, u otros productos que quedan fuera del alcance de los hogares con menores recursos, que utilizan la mayor parte de sus ingresos para la obtención de alimentos.

El rubro ‘Vivienda’, que incluye tarifas de servicios públicos y alquileres, subió en la región un 52,9%, mientras que ‘Equipamiento y mantenimiento del hogar’ se ubica en 59,7%. Transporte tuvo una evolución más atenuada, del 50,2%.

En lo que hace a precios de referencia para la canasta, la Patagonia registra los siguientes precios: pan francés, $93,29; harina de trigo común, $40,05; arroz blanco simple, $57,83; fideos tipo guisero, $50,40; carne picada común, $221,87; pollo entero, $102,70; aceite de girasol por 1,5 litro, $119,70; leche fresca en sachet, $54,93; huevos, por docena, $89,96, entre otros.

Al medir la variación entre agosto y septiembre de este año, los principales aumentos son los siguientes: zapallo anco, 40,3%; banana, 18,5%; pollo entero, 14,3%; pan de mesa, 14,2%; hamburguesas congeladas, 11%; galletitas dulces sin relleno, 10%; de agua, 7,5%; harina, 6,4%. La carne picada común se elevó un 5,7% en el último mes, seguida por el asado, con un 4%; y la paleta, con 3,9%; cuadril, 3,8%.




Comentarios