Al llegar del trabajo, la mujer encontró decenas de cámaras, micrófonos un pasacalle y un irresistible pedido: "¿Me perdonás?".


Matías Leguizamón admite que se mandó una macana y por eso perdió a su esposa. Tras mucho remarla, consiguió que le diera una oportunidad. Eso sí, para eso debía cumplir tres consignas: algo de plástico, algo de papel y que sea público.

“Si vos realmente me conocés, te voy a dar ciertas pautas y vas a tener que saber qué quiero para este 14″, le dijo la dama. Con esas confusas indicaciones, el santafesino empezó a cranear qué podía hacer.

Matías Leguizamón y su pareja Stella (Cadena 3)

Matías Leguizamón y su pareja Stella (Cadena 3)

“No entendía nada. Por las dudas hice un pasacalles -por el plástico- y escribí unas poesías en un papel”, enumeró en diálogo con Cadena 3. Pero le faltaba lo público, y como pensó que con el pasacalles que veían todos los vecinos no alcanzaba, no tuvo mejor idea que llamar a todos los medios.

Fue entonces que cuando Stella volvió de trabajar, se encontró a decenas de cámaras y micrófonos, además de toda su familia en la puerta de su casa. “Pasé por una situación dolorosa, pero como lo quiero, valoro mucho el gesto”, dijo Stella al encontrarse con la sorpresa.

Matías dio el primer paso, y la familia de Stella hace fuerza para que afloje y se reconcilien. “Le tenemos fe”, dijeron.

(Fotografías: Cadena 3)




Comentarios