El seleccionado argentino dejó una buena impresión, más allá de la derrota, ante el actual campeón del Rugby Championship como visitante.


El seleccionado argentino cayó 24-18 a Sudáfrica como visitante, en su último test match antes de la Copa del Mundo de rugby de Japón. Los “Springbooks” acaban de consagrarse campeones del Rugby Championship, precisamente venciendo a Los Pumas, que tenía la necesidad de cortar una serie de ocho derrotas consecutivas.

En un primer tiempo apasionante, jugado mayormente en campo celeste y blanco, Elton Jantjies se encargó de abrir el marcador para los locales con un penal sobre los 18 minutos, aunque Joaquín Díaz Bonilla lo empató a los 26 por la misma vía.

Rynhardt Elstadt gana la pelota en un line ante Guido Petti. (Foto: AP).

Más adelante, llegó el primer try del encuentro. Una obra colectiva de los africanos devino en que Sbu Nkosi pusiera la pelota dentro del ingoal, aunque no fue convertido por el Jantjies. Cuando los 40 minutos ya habían pasado, Guido Petti robó la pelota magistralmente tras interceptar un pase, cerrando la primera mitad con el primer ensayo argento. La conversión de Díaz Bonilla muy cerca de los palos otorgó la ventaja a Los Pumas, yendose de esa forma al descanso.

Ya en el segundo tiempo, poco tardó Sudáfrica en volverse a poner al frente. A los ocho minutos, S’busiso Nkosi marcó el segundo try de su equipo, que esta vez fue convertido por el apertura. Benjamín Urdapilleta pudo descontar de penal, mas Jantijies volvió a mantener la ventaja. A los 25 minutos apareció Pablo Matera, con un nuevo ensayo sin conversión, que ponía la igualdad 18-18.

Poco duró: el número 10 de los sudafricanos volvió a poner arriba a los suyos pasando nuevamente la pelota entre la “H” en dos ocasiones. El resultado se mantendría de dicha forma hasta el final, suponiendo una derrota por seis puntos en Pretoria.





Comentarios