Luego de la derrota argentina, se produjo un fuerte cruce entre los planteles.


El seleccionado dirigido por Mario Ledesma cayó 23-21 en un partido intenso y cambiante, que tuvo fallos arbitrales polémicos.

Sobre el final del encuentro, Los Pumas arremetieron contra la formación de Les Bleus, aparentemente por una jugada en la que el tercera línea francés, Lauret, molestó a Tomás Cubelli para quitarle la pelota.




Comentarios