Luana Volnovich brindó algunos detalles sobre el esperado plan.


El pasado viernes, Alberto Fernández ofreció una serie de anuncios en torno a jubilaciones, pensiones, prestaciones y asignaciones sociales. Pero también se refirió a la creación de un plan de medicamentos gratuitos para adultos mayores, que muchos estaban esperando. 

La directora ejecutiva de PAMI Luana Volnovich, acompañó al presidente junto a Alejandro Vanoli (de Anses), especificó entonces que se trataba de “una lista de 170 medicamentos, cuyos principios activos se tomaron en base a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la Confederación de Médicos de la Argentina y la de nuestros propios médicos sobre una base de las patologías prevalentes y más habituales“.

Programa de Atención Médica Integral (PAMI)

También explicó que el programa tendría un costo aproximado de $30 mil millones (que sería costeado en gran parte con recursos del PAMI) y que buscaba contrapesar el aumento de precio que estos insumos experimentaron durante los últimos años. Sin embargo, no hubo más detalles en la conferencia sobre la composición del listado, ni cuándo comenzaría a regir.

En un reciente diálogo con Radio Mitre, Volnovich despejó algunas dudas. La directora del Programa de Atención Médica Integral (PAMI) aclaró que el plan abarca “medicamentos esenciales”, que atacan “los principios activos de las enfermedades prevalentes de la población mayor de 65 años”. ¿Cuáles son las drogas específicas? Aún no se sabe.

Medicamentos. (Web)

Esto “podría derivar en unas 2.700 presentaciones“, añadió. Aunque aclaró que todo depende de las negociaciones con las compañías farmacéuticas, en un contexto de “infinidad de distintas presentaciones y distintas marcas para un mismo principio activo”. “Nosotros vamos a comprar a precios razonables”, sostuvo.

¿Cuándo se dará inicio al plan? Volnovich subrayó que, desde el oficialismo, están “terminando de acomodar los últimos aspectos de la implementación para hacerlo efectivo desde los primeros días de marzo“. Clarificó, además, que el programa nuevo no sustituye ninguna cobertura vigente, que continuarán como funcionan hasta ahora.

Sí señaló que “si algún médico quiere prescribir un medicamento más caro que otro, con el mismo principio activo que uno que esté incluido en el Vademecum, lo puede hacer, pero habrá que pagar la diferencia de precio”.

En cuanto a la situación financiera del PAMI, la funcionaria comentó que el organismo presentaba “una situación muy delicada, con una deuda de 19.000 millones de pesos”. Pero resaltó que pudo acordar una refinanciación parcial “gracias a un esfuerzo de las farmacias”.

Por último, precisó que “parte del impuesto PAÍS va a servir para garantizar la medicación, para la población más vulnerable: los adultos mayores en la enfermedad y, a veces, en la pobreza“.




Comentarios