"Tenemos que estar todos juntos: plantel, cuerpo técnico y dirigentes", expresó el presidente del Ciclón, quien este lunes se hizo presente en el entrenamiento.


Luego del fuerte cruce del sábado entre el entrenador Diego Monarriz y los hermanos Ángel y Oscar Romero durante el entretiempo del partido del sábado entre San Lorenzo y Talleres, el presidente del Ciclón, Marcelo Tinelli, se acercó este lunes al entrenamiento para calmar las aguas.

“Quería estar frente a frente con todos para que me queden claras las cosas. De esto se sale con todos. Eso les transmití al plantel. Siempre se está esperando la carnicería y yo soy una persona de diálogo“, explicó Tinelli ante la prensa en el Nuevo Gasómetro.

“Todos aceptaron los errores que han cometido. Todos nos equivocamos y está bien recapacitar. Tenemos que estar todos juntos: plantel, cuerpo técnico y dirigentes“, agregó el conductor televisivo, y descartó la posibilidad de sancionar a los mellizos Romero.

“Acá no hubo falta de respeto, pero sí algunas respuestas que se pueden obviar. Me parece una barbaridad que hoy se esté hablando de si queda afuera este o el otro. Le dije a Monarriz que él es el líder del grupo y que tiene que buscar calma“, aclaró.

Finalmente, el dirigente azulgrana criticó la actuación del árbitro Ariel Penel, y adelantó que recurrirá al Tribunal de Disciplina para pedir que se le levante la suspensión a Juan Ramírez, quien fue expulsado en Córdoba.




Comentarios