Ambos padres de la niña también pertenecen a las fuerzas. Brianna Franccesca, pesó más de 3 kg.


Efectivos de la Comisaría Tercera efectuaban un patrullaje de rutina por inmediaciones del barrio 499 de Río Gallegos, y observan a un vecino que los llama de manera urgente. Al entrevistarse con él, les comenta de forma nerviosa que su mujer dio a luz en el baño de la casa.

Efectivos policiales participaron del nacimiento de Brianna Franccesca.

En la patrulla se encontraban el sargento Patricia Devizenzi, cabo 1ro. Oscar Morales, el cabo Héctor Naranjo y el agente Jonathan Ruiz. Al descender del móvil, llaman a la ambulancia, y se dirigen al baño de la vivienda ubicada en el pasaje Laura Vicuña, encontrándose con la madre muy nerviosa y en sus brazos una bebé con coloración morada y con el cordón umbilical sin cortar.

El vecino, que también es policía junto a su mujer, relató que salió a la calle pensando que era la ambulancia y era un patrullero.

Sin dudar, sus camaradas, actuaron y deciden cortar el cordón a la recién nacida, previo a atar un extremo con un cordón del borcego de Ruiz, y el padre alcanza a los demás efectivos una tijera desinfectada con alcohol para realizar el corte.

Minutos después arriba la ambulancia con el personal médico que coloca un precinto en el cordón de la bebé y trasladan a la madre y bebé de inmediato.

Se pudo saber que tanto la mamá como la bebé se encuentran en observación en el Hospital local. La bebé pesó más de 3 kg, y ambas están en perfecto estado de salud.

Efectivos policiales ayudaron a cortar el cordón umbilical.

Los padres de la recién nacida, llamada Brianna Franccesca Ruartez Mansilla, resultan ser también efectivos policiales, ellos son la cabo Carina Mansilla y el sargento Ariel Ruartez.

“Justo vi al móvil policial, es como que justo tenía que pasar”, relató Ariel a LU12 AM680.

“Se anticipó el nacimiento”, contó. “La madre tenía la orden de internación para el lunes, pero podía nacer en cualquier momento”, agregó.

Se estaban preparando para ir al Hospital, ya que tenía muchos dolores y había roto bolsa.

“Yo la recibí, la tenía afuera, y con la mamá la cubrimos bien y la envolvimos”, detalló y señaló que será una anécdota que jamás olvidará sobre el emocionante nacimiento de Brianna.




Comentarios