El flamante funcionario contó que en la Ciudad de San Luis no hay plata ni para combustible.


Sergio Tamayo asumió la intendencia de Ciudad de San Luis este martes y, según dijo públicamente, se encontró con las arcas de la municipalidad prácticamente vacías. “Tenía en mente que no era tan grave la parte económica, pero es bastante grave”, dijo.

Sin embargo, se cuidó de no hablar de más: “Siempre es muy criterioso llegar y ver los números como corresponde. En dos días tendremos un análisis concreto de lo que son las deudas y cuestión económica de la municipalidad”, dijo.

Y agregó: “Tenemos un equipo extraordinario, tenemos un acompañamiento que nos va a ayudar a salir adelante a muy corto plazo”. Los últimos ocho años comandó la comuna Enrique Ponce. 

Cuestionado sobre el paro de Transpuntano, dijo: “Es algo que estamos analizando por el tema de la falta de combustible también. Si se reactiva el servicio no hay combustible, en la Municipalidad no hay fondos tampoco para comprar”. En esa línea agregó que hay solo $2500, informa Diario El Chorrillero

Al asumir, Tamayo dijo: “Estamos frente a un desafío enorme e importantísimo y lo enfrentaremos con armonía y unión”. En esa línea destacó que convocará a cada uno de los partidos políticos para “trabajar a conciencia y en consideración de cada uno de los vecinos”.

Tamayo, quien juró por Dios, la Patria y los Santos Evangelios, recordó: “Vengo de un Gobierno provincial que me enseñó muchísimo, pero primero y principalmente a respetar a cada una de las políticas que se manifiestan dentro de un gobierno y de un municipio”.

El flamante intendente se comprometió a trabajar “todos unidos, con la Provincia y la Nación, para generar un cambio totalmente positivo para la ciudad de San Luis”. 




Comentarios