Hasta el jueves, trabajar y vivir en Puerto Madero será una odisea, debido al operativo de seguridad por la cumbre comercial.


Hay largas filas con demoras de hasta 40 minutos en Corrientes y Madero, donde cientos de personas esperan para poder pasar a Puerto Madero. Es que el barrio está fuertemente custodiado por los operativos por la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Solo pueden entrar al lugar los vecinos y empleados de las empresas que funcionan allí que previamente hayan registrado sus huellas dactilares. Los efectivos de la Policía Federal registran uno por uno a quienes quieren pasar a Puerto Madero.

Además, hay fuertes restricciones de tránsito en el Bajo porteño. La bajada de las autopistas 25 de Mayo hacia avenida Ingeniero Huergo y la de Buenos Aires – La Plata hacia Puerto Madero estarán bloqueadas hasta el próximo jueves 14 a la medianoche. Mientras que la línea B de subtes presta servicio reducido entre las estaciones Rosas y Florida, ya a que la cabecera de Alem está cerrada. En el microcentro rige la restricción en la avenida Alem entre Perón y Corrientes.

La zona restringida en Puerto Madero abarca el perímetro de las calles Cecilia Grierson, Hernán Giralt, Rosario Vera Peñaloza; Ingeniero Huergo, Eduardo Madero, Juan Domingo Perón, Leandro Alem, Corrientes y Eduardo Madero. Las entradas peatonales y vehiculares serán por las avenidas Independencia y Belgrano, y las calles Chile, Viamonte y Juana Manso. Además habrá otros ingresos para peatones en las calles Perón, Olga Cossentini y la avenida Corrientes.




Comentarios