Los directivos tatengues distinguieron al DT antes del partido y los jugadores luego se sacaron fotos con él.


Aunque el balance de la jornada fue claramente negativo por la derrota como local por la Superliga, Diego Maradona no se fue con las manos vacías de la cancha de Gimnasia y Esgrima de la Plata. Este domingo, Unión decidió homenajear al “Diez” de visitante en la previa del partido para celebrar su regreso al fútbol argentino.

Jorge Molina y Andrés Monsalvo fueron algunos de los representantes tatengues en el Juan Carmelo Zerillo. (EFE)

Antes de que el árbitro Andrés Merlos diera por comenzado el encuentro, el campo de juego se convirtió en el escenario para el reconocimiento tatengue al astro futbolístico. El entrenador del Lobo se llevó enmarcada una camiseta rojiblanca con el número 10 y su apellido, así como una pelota personalizada.

El secretario general de UPCN en Santa Fe, Jorge Molina, fue uno de los dirigentes a cargo de saludar al DT para darle los presentes, al igual que Andrés Monsalvo y otros representantes de la entidad.

Después llegaría el gol de Ezequiel Bonifacio y la tercera victoria consecutiva de los dirigidos por Leonardo Madelón. A la hora de retirarse con los tres puntos en el bolsillo, Franco Troyansky y otros jugadores de Unión fueron a buscar a Maradona para sacarse fotos en el túnel y Diego se tomó unos segundos para cumplir con ellos.




Comentarios