En la lucha contra este delito participarán Gendarmería, PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria), Policía Federal y Policía local.


El Ministerio Público Fiscal, que encabeza el doctor Edmundo Jiménez, puso en marcha la Ley de Prevención Contra el Motoarrebato, dentro del Plan de Persecución Penal, que fue aprobada recientemente por la Legislatura provincial, luego de un debate y discusión entre parlamentarios de distintos signos políticos.

En ese sentido, funcionarios del MPF se reunieron con fuerzas federales de seguridad, como Gendarmería, PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria) y Policía Federal, quienes colaborarán con las fuerzas provinciales en la lucha por los delitos cometidos por motoarrebatadores.

Asimismo, el proyecto de Jiménez consta en principio de dos fases, una territorial y de control, y la otra tendiente a combatir el mercado ilícito como robos de autopartes y celulares, por ejemplo. Además, se analizó la colaboración de las fuerzas federales con la policía provincial y el MPF.

El impulsor de la ley, debatida días pasados en el parlamento local, el legislador oficialista Gerónimo Vargas Aignasse indicó que el “80% de los delitos en Tucumán se cometen en moto. En 2019, aproximadamente se cometieron 30.000 delitos en modalidad moto arrebato. Solo 5913 se denunciaron”.

Por otra parte, Vargas Aignasse puntualizó en que “la moto, además de ser un medio de transporte, es una herramienta para robar y matar”. Cabe señalar, que el proyecto original fue aprobado con modificaciones en su articulado en la sesión legislativa.

De esta forma, la flamante norma establece que se realizarán un total de 120 controles por día a cargo de las fuerzas de seguridad en el rango provincial, federal, y auxiliares de fiscalías, especializadas en delitos de motoarrebato. Se estableció que en los controles se verificará la documentación del vehículo, cédula, licencia de conductor, seguro, uso de casco, patente legible.

Asimismo, verificarán la legalidad de patentes, número de chasis, motor y antecedentes de conductor y acompañante. Por tanto, no podrán circular en una misma moto, dos personas adultas, acompañante mayor de 15 años, las 24 horas del día.

Finalmente, se aclara que podrán circular dos personas en una misma moto, si estas son familiares de primer grado, esposa, padre o madre o hijos o hijas, y el conductor podrá circular sin necesidad de autorización, si el acompañante es menor de 15 años.




Comentarios